Telecomunicaciones y Radiodifusión

La naturaleza insana de la culpa y el remordimiento en la transparencia gubernamental

Agustín Ramírez Ramírez
Presidente del Comité Directivo de AMEDI
agustin.ramirez@amedi.org.mx
@agust_ramirez
 

Recientemente, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) anunció que la Comisionada Adriana Labardini formará parte del Comité de Información de dicho ente constitucional. En acatamiento de lo dispuesto por Ley Federal de Transparencia, compartirá la responsabilidad de atender las peticiones ciudadanas con el titular de la Unidad de Enlace y el titular del órgano interno de  control, quien por cierto deberá ser sustituido en breve para ser nombrado por el Pleno de la H. Cámara de Diputados, conforme al mandato de la reforma constitucional del 11 de junio del año en curso.

El antecedente laboral inmediato de la Comisionada Labardini al frente de una organización de la sociedad civil supone un comportamiento acorde a los intereses ciudadanos, como signo de que ajusta su actuación al principio de máxima publicidad a que se refiere tanto la ley en la materia como el propio texto constitucional, pues en estos momentos en que el órgano regulador inicia una nueva etapa, dada su reciente integración, la credibilidad institucional deberá construirse, en gran medida, por la capacidad del Comité de Información de responder favorablemente las peticiones de los ciudadanos, de tal manera que para alejar la sombra de la opacidad las decisiones colegiadas que adopte dicho cuerpo colegiado, bajo la orientación de la Comisionada Labardini, deberán obtener el consenso de sus integrantes, quienes no deberán sentir culpa ni remordimiento al votar, como muestra de que su comportamiento es adecuado y pertinente.

La culpa y el remordimiento son signos inequívocos de un malestar interno, son el reconocimiento de una inquietud moral sobre el comportamiento debido. Son sentimientos que se asocian en momentos en los cuales el hombre enfrenta dudas sobre su actuación, cuando le asalta la duda sobre la posible naturaleza impertinente de sus actos; se trata de una reflexión moral, que nos enfrenta con nuestra conciencia.

Un individuo se siente culpable cuando percibe que alguno de sus actos es inadecuado. El remordimiento surge en él al evaluar su proceder conforme a parámetros de conducta socialmente establecidos; es un acto de la racionalidad humana que analiza la incongruencia cometida. La culpa y el remordimiento son sentimientos que han acompañado a la humanidad desde siempre; sin embargo, el comportamiento individual está determinado, en gran medida, por el contexto social en el cual se desenvuelve cada sujeto.

Es común que el sentimiento de culpa sea mayor cuando se afecta de alguna manera la esfera individual, de tal suerte que ante un comportamiento inadecuado la reprochabilidad interna es una motivación que tradicionalmente limita nuestras acciones futuras, ya que el ser humano es sensible al sufrimiento de quien está cercano a sus sentimientos, de tal forma que intenta evitar aquellos actos que pueden afectar su círculo personal, a diferencia de lo que ocurre cuando nuestros actos repercuten negativamente en personas que nos son ajenas; es entonces cuando a través de nuestro inadecuado proceder la persona se instrumentaliza en un afán de reconocimiento y poder, como ocurre, desafortunadamente, en el sector gubernamental, en donde una gran parte de sus funcionarios orientan su actuación por un imperativo que se aleja en gran medida de la ética pública, que sólo se limita cuando la sociedad se mantiene expectante de sus decisiones. El control social es siempre una limitación a las distorsiones del poder público.

Por ello esperamos que la Comisionada Labardini sea sensible a las peticiones que se hagan sobre lo que acontece al interior del Ifetel. Los ciudadanos tenemos derecho a saber, derecho a estar enterados de lo que motiva las decisiones que se adoptan no sólo en el Pleno del Instituto, sino al interior de cada una de las oficinas que lo integran, por lo que esperamos un proceder congruente con las manifestaciones públicas que ha hecho al respecto.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: